Desigualdades de género en el mercado de trabajo: El rol de las regulaciones y su enforcement

Por Mariana Viollaz   / diciembre-2017 /

Al igual que en la mayoría de los países en desarrollo, el cumplimiento de las regulaciones laborales es bajo en Argentina. En 2015, alrededor del 30% de los trabajadores asalariados no recibió contribuciones a la seguridad social a pesar de ser una obligación de los empleadores, indicando que existe una amplia diferencia entre las normas escritas y su implementación. Las cifras también muestran que desde la década del noventa el nivel de incumplimiento ha sido sistemáticamente más alto entre mujeres en relación a los hombres (SEDLAC, 2017). 

Un posible motivo detrás de la elevada tasa de incumplimiento de las regulaciones laborales es la combinación de normas rígidas y enforcement imperfecto. En este escenario, es esperable que las empresas reaccionen a cambios en la intensidad del enforcement incluso cuando la regulación escrita no se modifique.

En un trabajo reciente utilizo información de la Encuesta Permanente de Hogares de Argentina para el periodo 2005-2011 y datos del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social para documentar cómo el cumplimiento de las regulaciones laborales (regulaciones de la seguridad social y de empleo) y otros resultados del mercado de trabajo (salarios, beneficios no obligatorios y estructura ocupacional) ajustan ante variaciones en una medida de intensidad del enforcement (porcentaje de empresas del sector privado que en cada provincia y sector económico recibe inspecciones laborales) distinguiendo entre trabajadores hombres y mujeres.[1]

Cuando el enforcement de las normas laborales aumenta, la reacción esperada de las empresas es el cumplimiento de las regulaciones que estaban evadiendo. El mayor cumplimiento significa mayores costos laborales y posibles ajustes adicionales como reducciones de salario, eliminación de beneficios no obligatorios (comidas, transporte, vivienda) e incluso el desempleo. Los trabajadores asalariados que pierden su empleo pueden moverse al sector informal de la economía donde las inspecciones laborales no llegan, o pueden pasar al empleo por cuenta propia. Todos estos ajustes pueden impactar de manera diferente a hombres y mujeres por varios motivos. Primero, las regulaciones laborales presentan algunas diferencias según el sexo del trabajador (por ejemplo, la licencia por maternidad/paternidad). Segundo, la diferencia en algunas características puede llevar a que una empresa aumente más el cumplimiento entre hombres que entre mujeres o viceversa (por ejemplo, el menor ingreso laboral de las mujeres implica que sus contribuciones a la seguridad social sean más baratas).

Los resultados del estudio muestran patrones de ajuste muy diferentes entre trabajadores hombres y mujeres (Figura 1). Un aumento en la intensidad del enforcement se traduce en un mayor cumplimiento de las regulaciones laborales entre los hombres y en un aumento en la proporción de trabajadores asalariados, sin cambios en salarios o en la provisión de beneficios no obligatorios. Entre las mujeres, el mayor enforcement resulta en un menor cumplimiento de las normas laborales y en una caída en su salario promedio, sin cambios en la provisión de beneficios no obligatorios y en la composición del empleo.

Figura 1: Cambio en la proporción de trabajadores que recibe beneficios laborales por cada 10% de aumento en la medida de enforcement

Notas: Los beneficios de empleo incluyen salario mínimo, número de horas semanales de trabajo, licencia por enfermedad, vacaciones pagas y aguinaldo. Los beneficios de la seguridad social incluyen contribuciones al sistema de pensiones y al sistema de salud. La figura muestra las estimaciones puntuales y el intervalo de confianza de 90%.

Estos resultados muestran que los vínculos entre mercados pueden generar impactos de las inspecciones laborales en el sector informal a pesar de estar focalizadas en el sector formal de la economía. Concretamente, las mujeres se desplazan desde empresas del sector formal en las que recibían beneficios laborales a empresas del sector informal donde no los reciben. Desde el punto de vista de las políticas públicas, este tipo de externalidades deberían ser consideradas en el diseño de las normas laborales y de las inspecciones para evitar anular el efecto deseado del enforcement: que todos los trabajadores reciban los beneficios previstos en la legislación.

_______________

[1] “Enforcement of Labor Market Regulations: Heterogenous Compliance and Adjustment Across Gender”. Documento de Trabajo del CEDLAS Nº199.

Se permite reproducir esta entrada de blog, pero se solicita citar la fuente: Mariana Viollaz, (diciembre-2017). Desigualdades de género en el mercado de trabajo: El rol de las regulaciones y su enforcement, Blog del CEDLAS, http://www.cedlas.econo.unlp.edu.ar/wp/desigualdades-de-genero-en-el-mercado-de-trabajo-el-rol-de-las-regulaciones-y-su-enforcement/