Los desafíos de la inclusión financiera

(This entry is only available in Spanish)

Por María Laura Alzúa y Nicolás Abbate / Junio-2020 /

En marzo de 2020, tres días después del comienzo del aislamiento social preventivo y obligatorio, el Ministro de Economía de la Nación (Argentina) anunció el programa del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). La medida consiste en una transferencia monetaria de $10.000 -aproximadamente 60% del monto del salario mínimo- para trabajadores informales y monotributistas de las dos categorías más bajas. El IFE es compatible con el cobro de otros programas sociales tales como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de la Asignación Universal por Embarazo (AUE).

De los 9 millones de beneficiarios elegibles, alrededor de 1.5 millones de personas no poseían una cuenta bancaria en donde poder cobrar sus haberes (Anses, 2020), a pesar del esfuerzo de bancarización para los beneficiaciarios de programas sociales que se realizó durante los últimos años. Sin cuenta bancaria, el efectivo debía ser retirado en cajeros automáticos mediante un código sms o en sucursales de Correo Argentino.

Por diversos motivos, la bancarización en general, y para el cobro de programas sociales en particular, es deseable puesto que aumenta la transparencia y reduce de manera significativa los costos de administración del programa.

El acceso a una caja de ahorro es gratuito, con lo cual es relevante preguntarnos cuáles son las principales razones de la baja utilización de servicios financieros de un grupo tan grande de individuos, especialmente comparado con otros países vecinos como Chile y Brasil y con países más pobres en términos de PBI per cápita como Kenia, por ejemplo.

En un piloto realizado para una tesis de grado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, Nicolas Abbate encuestó en una muestra aleatoria a beneficiarios no bancarizados del IFE en la ciudad de Mar del Plata. ¿Quiénes son los no bancarizados?

En términos etáreos, son los más jóvenes, que probablemente no hayan accedido nunca a un empleo formal, y los mayores de 55, quienes no se encuentran cubiertos por otras prestaciones de seguridad social.

Los resultados de la encuesta sugieren que una de las principales causas de la baja bancarización es la falta de conocimiento sobre los costos de uso y mantenimiento, por lo que resulta primordial generar canales de comunicación y divulgación de las posibilidades de bancarización que tenemos disponibles. En este aspecto, la difusión de servicios tales como la Cuenta DNI del Banco Provincia parecieran estar en la línea correcta. Sin embargo, para utilizar la cuenta es necesario tener a disposición un teléfono inteligente con acceso a internet, algo que claramente deja de lado a los sectores más vulnerables de la ciudadanía.

La evidencia que presentamos, aunque sugestiva, no es de ningún modo concluyente: la encuesta tiene un tamaño de muestra reducido y responde únicamente a los determinantes de la baja bancarización en Mar del Plata; solo podemos considerar los resultados como hipótesis a evaluar en otras regiones. A pesar de esto, queda claro que para comenzar a solucionar una problemática tan seria como la exclusión financiera es necesario diseñar políticas basadas en la evidencia, con el objetivo de comprender las causas fundamentales de este fenómeno en la actualidad.

  ___________________________
Referencias:
Abbate, Nicolás (sf). Datos recogidos para la tesis de grado. Facultad de Ciencias Económicas, UBA, 2020.
Anses (2020), “Resultados de la asignación del Ingreso Familiar de Emergencia”. Disponible en: https://es.scribd.com/document/456295820/PPT-Resultados-IFE
Ministerio de Economía, Ministerio de Desarrollo Productivo y Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (2020), “Impacto del Ingreso Familiar de Emergencia en la pobreza, la indigencia y la desigualdad”. Disponible en: https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/el_impacto_del_ife_en_pobreza_indigencia_y_desigualdad.pdf
 ___________________________

Se permite reproducir esta entrada de blog, pero se solicita citar la fuente: María Laura Alzúa y Nicolás Abbate  (junio-2020). Los desafíos de la inclusión financiera. Blog del CEDLAS, http://www.cedlas.econo.unlp.edu.ar/wp/los-desafios-de-la-inclusion-financiera